COMPARTIR

Últimas Noticias

Centros Médico-Académicos: una distinción que marca la diferencia en la formación de médicos

24  Abril  2018

Salud, investigación y formación, integrados en un mismo ecosistema, son el soporte de la garantía de excelencia que ofrece la Escuela de Medicina y Ciencias de la Salud al formar parte de TecSalud, el Sistema de Salud del Tecnológico de Monterrey, y que le otorga la distinción de Centro Médico Académico.

La esencia de su creación surge de la visión y planeación que tuvo el Tecnológico de Monterrey al conformar la unidad funcional TecSalud, en donde se engloban lo educativo, la investigación, además de la atención de la salud, representada por el Hospital Zambrano Hellion, el Hospital San José y los Institutos de Salud.

La Escuela de Medicina y Ciencias de la Salud, con sus respectivas regiones, Monterrey, Guadalajara y Ciudad de México, se apoyan con aliados, como el Hospital Puerta de Hierro en la Región Occidente, el Hospital ABC y el Instituto de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán en la Región Centro, en las áreas de educación, salud e investigación.

El Dr. Jorge Eugenio Valdez García, Decano de la Escuela de Medicina y Ciencias de la Salud de TecSalud explica que existe una asociación internacional de Centros Médicos AcadémicosAcademic Health Center Association, que requiere que los centros deben estar integrados por hospitales donde se provea la atención, centros de investigación para generar conocimiento, y una escuela con más de una carrera del área de la salud, y en el caso del Tecnológico de Monterrey, además de Medicina, se suman las carreras de Ingeniería Biomédica, Licenciado en Nutrición y Bienestar Integral, Odontología, Piscología Clínica de la Salud y Licenciado en Biociencias.

"Hay 16 especialidades y subespecialidades médicas y 14 cursos de Adiestramiento en Alta Especialidad, que es un entrenamiento muy sofisticado y altamente especializado. Tenemos la formación de recursos humanos en investigación, que son los programas del Doctorado en Ciencias Clínicas, el Doctorado en Ciencias Biomédicas y la Maestría en Ciencias Biomédicas, que conforman el paquete educativo".

La Escuela de Medicina y Ciencias de la Salud está respaldada por un claustro de aproximadamente 600 profesores clínicos que permanecen en constante actividad; atienden pacientes en los hospitales, pero también investigan y asesoran a alumnos de diferentes niveles (pregrado y posgrado).

"Todo esto es lo que define a un Centro Médico Académico, un ecosistema en donde existe la atención a la salud; proveer los servicios, consultas, tratamientos, cirugías, investigación y educación, pero en un mismo entorno y con la visión que nos distingue de cuidar la salud mejor que nadie, formando excelentes profesionales", enfatiza Valdez García, quien es Oftalmólogo. 

Centros Médicos Académicos vs Hospital-Escuela

La diferencia entre un Centro Médico Académico y un Hospital-Escuela es que en este último los médicos atienden solamente a los alumnos y a los pacientes, pero no se realiza investigación ni se percibe como un ecosistema de interacción.

"De un Hospital-Escuela se pasa a un siguiente nivel, que es un Centro Médico Académico", reconoce Valdez García.

"Otra diferencia es que un Centro Médico Académico busca ofrecer la atención del más alto nivel, tanto en calidad como en especialización, que es resultado de la investigación. Por ejemplo, en mi área de oftalmología se realizan trasplantes de córnea muy sofisticados, con alta tecnología, e igual de altamente especializados son los trasplantes en cáncer de mama, mientras que en cardiología los médicos son expertos en falla cardiaca y en el área de neurología se tratan además las enfermedades neurodegenerativas".

"Somos de las pocas instituciones privadas que tenemos cerca de 70 miembros en el Sistema Nacional de Investigadores, y yo soy uno de ellos; a la par atiendo pacientes, educo, pero también realizo investigación, ésa es la gran diferencia, probablemente nuestro Centro Médico Académico sea un modelo único en medicina privada en México, ésta es la apuesta que ha hecho el Tecnológico de Monterrey, tener un muy alto nivel de atención ligado a la investigación".

Atraen talento a nivel nacional

Como una estrategia para diversificarse y captar talento, la Escuela de Medicina y Ciencias de la Salud replica su modelo de Centro Médico Académico de Monterrey, en la Región Occidente, en Guadalajara, y la Región Centro, ubicada en la Ciudad de México.

"Empezamos a nivel de pregrado en ambas ciudades en donde ya se pueden cursar, además de la carrera de Medicina, la de Nutrición y Bienestar Integral, Ingeniería Biomédica y próximamente se abrirá Psicología y el Doctorado en Ciencias Médicas", comparte el doctor Valdez García.

Ambas regiones se complementan con socios estratégicos para la práctica e investigación: el Hospital ABC en la Ciudad de México es uno de los principales aliados, así como el Instituto de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, en donde incluso actualmente hay una Unidad de Investigación en Estudios Metabólicos, financiada tanto por este Instituto de Nutrición, como por el Tecnológico de Monterrey, que ofrece la posibilidad de rotar a los alumnos de posgrado y de las carreras que están interesados en el campo de la investigación. En Guadalajara, el Hospital Puerta de Hierro funge como su aliado.

"Nos interesa atraer el talento de cualquier parte del mundo, aunque al replicar los modelos a nivel nacional facilitamos el tema de la movilidad en la zona Occidente, Centro y Norte del país. No obstante, el 60 por ciento de los alumnos de la Escuela de Medicina y Ciencias de la Salud en Monterrey son foráneos, y lo mismo ocurre en Guadalajara y la Ciudad de México. El proceso de admisiones es muy riguroso y el perfil de los alumnos muy alto", advierte.

Reconocimientos internacionales

Desde su fundación, el Tecnológico de Monterrey ha sido reconocido por su excelencia educativa.

El año pasado, elQS Graduate Employability Rankingscorroboró su posición y prestigio a nivel mundial al colocarse dentro de los primeros lugares a nivel de empleabilidad. De forma similar, la Escuela de Medicina y Ciencias de la Salud, la única privada que participó en el ranking, fue catalogada dentro de las 500 mejores del mundo, de entre las más de 10 mil que participan en el proceso.

También fue considerada como una de las 25 mejores en el Ranking QS por subject (Medicine) en Latinoamérica, que ha sido uno de los objetivos a lograr.

Otro de los retos a corto plazo es establecer la vinculación internacional, comparte el doctor Valdez García. Actualmente se cuenta con socios formadores estratégicos con Johns Hopkins Medicine International, la Universidad de California, en San Diego; Baylor College of Medicine, el Hospital Metodista, algunas universidades españolas como la Autónoma de Madrid, y la Universidad de Oviedo, mientras que en Sudamérica la alianza educativa es con la Pontificia Universidad Católica, y en Colombia con la Autónoma de Bucaramanga.

"Uno de los distintivos de la Escuela de Medicina y Ciencias de la Salud es el alto porcentaje de alumnos con una experiencia internacional, sobrepasa el 70 por ciento, uno de los más altos del Tecnológico de Monterrey", aclara el doctor, "y queremos tener más alumnos internacionales, que haya mucho más intercambio de profesores; tenemos publicaciones en conjunto con las universidades con las que hemos realizado alianzas educativas, que es un grado mayor de internacionalización.

"Los índices de inmigración en México son bajos y esto se relaciona a los desarrollos de las economías; entre más desarrollada sea una nación, su índice de inmigración será muy alto, pero mucha gente en México no quiere el talento de fuera por temor a que les roben el empleo, y es necesario hacerlo para ser más competitivos".

Una transformación a la educación

Uno de los grandes distintivos de la Escuela de Medicina y Ciencias de la Salud, desde su fundación, fue apostarle a la innovación educativa, que siempre les ha caracterizado, además de ser pionera en nuevos modelos como el aprendizaje basado en problemas, aunque actualmente se ha enfocado en el aprendizaje basado en retos.

"La diferencia es que, por ejemplo; si alguien tiene dificultad para respirar, probablemente está desarrollando una neumonía, no obstante, si surgen otros 500 pacientes con la misma situación, y de ser un problema clínico individual, se convierte en un reto para el Sistema de Salud. Entonces no sólo vas a atacar lo clínico, sino que hay que hacer uso de la investigación básica, que bacteria lo causó, si fue un virus, cómo se transmitió, qué está haciendo el Sistema de Salud, con qué medios contamos, se vacuna o no; todo se vuelve un reto, un problema mucho más grande que permite que el alumno integre más disciplinas y esto es lo que buscan estos nuevos modelos", explica el Doctor Valdez García.

El segundo nuevo modelo en la formación de los médicos son los Centros de Estimulación, que permiten entrenar a los alumnos, médicos y personal de enfermería en los procedimientos, antes de estar en contacto con los pacientes. "Tenemos uno de los más prestigiosos centros de simulación con robots y maniquíes; también hay pacientes simulados y en ocasiones participan actores que se comportan como pacientes", explica.

Otra de las nuevas iniciativas es el Aprendizaje Centrado en el Paciente (ACP), cuya premisa es entenderlo y para eso se toma en cuenta desde su contexto cultural, sus creencias, variables sociodemográficas, hasta a qué está acostumbrado, cómo come, cómo habla, entre otros.

"Continuamos con la perspectiva biológica, que se refiere a que síntomas presenta, lo que es propiamente médico" explica, "y un tercer enfoque es cómo ese paciente transita en el sistema de salud, por ejemplo, si llegó al Hospital Zambrano Hellion o al Metropolitano o al Hospital Universitario qué se debe hacer, es un poco la gestión, y antiguamente no formábamos al médico para que analizara ese tipo de situaciones".

El cuarto modelo son las comunidades de aprendizaje, que se refiere a que los alumnos reciben un mentoreo por parte de sus maestros a lo largo de su carrera, así como de compañeros de grados más avanzados, señala el doctor Valdez García.

Con esta transformación que se le está dando al modelo educativo, el Tecnológico de Monterrey a través de TecSalud pretende continuar en la formación de líderes con espíritu emprendedor, que actúen como agentes de cambio para modificar su entorno y ser capaces de ofrecerle una mejor atención al paciente.